Actualidad Underground en Granada

Archivo de Autor

#1 Review: Avenged Sevenfold

Avenged Sevenfold, también llamado A7X para abreviar, es una banda de metal alternativo procedente de California. Podríamos decir que en sus inicios era más metalcore, pero luego pasó por una etapa de heavy metal, mezclando riffs con un toque de hard rock, pero para no encasillarlos ni en un lado ni en otro, dejaré el primer término: metal alternativo.

A continuación haré un breve repaso de cada disco (sin ahondar mucho, que sé que os cuesta leer):

Sounding The Seventh Trumpet (2001): Es el primer disco de Avenged, y es cuando está la formación “original”, con el primer bajista de la banda, Justin Meacham, aunque no tardan en sustituirlo. Lo curioso de este álbum es que fue re-lanzado con el guitarra líder Synyster Gates a la cabeza, bajo el sello de la discográfica (Hopeless Records) con la que permanecieron para el siguiente disco ‘Walking the fallen’. El comienzo con ‘To the end of rapture’ es uno de los más míticos de esta banda, uno de los mejores creo yo, pese a que dure en total un escaso minuto y medio. ‘The art of subsconcious illusion’ es otra de las que merecen la pena, parece que comienza “tranquilita” pero desde que comienzan los guturales no hay quien pare a la bestia que lidera la melodía. De echo hay una parte en la que los gritos que hace el baterista The Rev me recuerdan un poco a los de Billy Talent. Pero de todas, ‘Warmness on the soul’ y su comienzo simplemente con piano y voz ponen los pelos de punta. Es un baladón de pies a cabeza, romántico en el que no entran el resto de los instrumentos hasta mitad de canción, y en el que el cantante Matt Shadows pone toda su alma y voz.

To the end of rapture:

Walking The Fallen (2003): Es el previo al salto que el grupo da hacia ‘City of Evil’ y álbum debut del bajista definitivo Johnny ‘Christ’. Se aprecian sobre todo los guturales de Mr. Shadows, aunque precisamente fue en este disco en el que tuvo problemas con las cuerdas vocales. Mi impresión es que son las canciones más hardcore del grupo, como la introducción de ‘Remmenisions’, que el bajo tiene una textura bastante curiosa. La más conocida me parece que es ‘Unholy Confessions’, que está bastante surtida de esencia murciélaga y además sencillita de tocar. ‘Second heartbeat’ es la que más me gusta del disco, no solamente por su inicio en el que se puede reconocer perfectamente el sonido del grupo, sino que la estructura es la misma pero con cambios de ritmo por parte de la batería respecto a los riffs de guitarra y le da otro toque. Y a la hora de comenzar un concierto, qué mejor que esa intro…

Second hearbeat:

City of Evil (2005): Mi favorito, lo reconozco. Con el single ‘Bat Country’ losdescubrí y desde entonces no he parado de escucharlos. Es cierto que en comparación con los dos primeros discos que sacaron, Avenged Sevenfold se aleja un poco más del metalcore que llevaban haciendo, pero mereció la pena. Además cambian de sello discográfico para continuar en él sus próximos trabajos, la Warner Bros. Records. ‘Strenght of the world’ con arreglos de orquesta, una media de 9 minutos, y pinceladas de canción “épica” tan sólo por como comienza a sonar. ‘Seize the day’ es la canción que más llega, lenta y con un solo de guitarra sencillo pero a la vez profundo, pudiéndose apreciar el apogeo de la voz por parte de Mr. Shadows. ‘Blinded in chains’ son seis minutos de canción que se inicia con golpes de caja duros al tacto. Contiene tanto melodías rápidas, como partes más calmadas, un solo nada más empezar, baterías complicadas y masticables al oído, terminando hay un mega riff de bajo que queda en lo alto para dejar la canción en una nube que aminora el sonido tranquilo con el que se queda a diferencia con su principio. ‘Betrayed’ tiene un acento más melódico en cuanto a la voz y riffs de guitarra, con partes lentas que supuran relajación y poco a poco vuelve a subir. El bajo abre ‘The wicked end’, junto a enfermos armónicos de guitarra y 6 minutos y medio de canción. Los dedos de Synester Gates que derivan a vertiginosas escalas a lo largo del mástil y los punteos por parte del zurdo guitarra Zacky Vengenance son la base de ‘Burn it down’, una de las canciones más pesadas del disco y a la vez que me parece guardar un cierto parecido a ‘Blinded in chains’, porque contiene también casi de todo: coros, partes relajadas, punteos imposibles de guitarra, y la necesidad de tener ocho brazos para tocar la batería tal y como lo hace Jimmy.

Bat country:

Avenged Sevenfold (2007): De este disco con el mismo título que el nombre del grupo, salta a relucir una canción que dista mucho del estilo agresivo de Avenged, ‘A little piece of heaven’. Se trata de una balada cuya base principal es una orquesta y su compositor es el anteriormente nombrado Jimmy. También hay que resaltar ‘Crittical Acclaim’ y ‘Almost Easy’, las dos primeras dinamitas del disco. Le sigue ‘Scream’, digna de merecerse un puesto en tu lista de reproducción habitual, y ‘Afterlife’, el tema por excelencia. ‘Gungslinger’, un tema que trata e tema de la guerra con tacto, ‘Unbound (The wild ride)’, con niños haciendo los coros terminando la canción. En el último puesto encontramos ‘Dear God’, una balada con acústica que logra enternecer hasta al más duro heavy.

Afterlife:

Nightmare (2010): Es el último que el grupo ha grabado y marcado a los propios componentes, debido a que es en memoria del fallecido batería Jimmi “The Rev” Owen Sullivan. En él se pueden apreciar bastante su voz y las baterías grabadas por Mike Portnoy (Dream Theater), una de las principales influencias de The Rev. Aclaro que las ideas originales de la batería procedían de Jimmy, que había grabado unas cuantas a modo de “prueba” y saber cómo quedaban, pero no eran las definitivas. Más tarde se produjo su muerte, el 28 de diciembre de 2009, y en 2010 Portnoy se unió a las filas de Avenged para terminar el disco y comenzar la gira de ese mismo año. Las canciones que en un principio salieron como single fueron ‘Nightmare’, ‘So far away’ y ‘Welcome to the family’, pero (en mi humilde opinión) la que tiene mas relevancia en todo el disco es ‘Fiction’, debido a que fue la última cancion compuesta por el difunto baterista, que curiosamente iba a bautizar dicha canción como ‘Dead’. Qué irónico. Recalco que no es mi disco preferido de la banda murciélago, pero sí de los que más sentimiento contiene: tanto por la parte dedicada a The Rev, como momentos clave de mi vida que las he oído. Sin duda, una álbum que te no puede faltar por escuchar.

Nightmare:

Fiction:

Hasta aquí lo que puedo decir escribir sobre este grupo que se encuentra entre mis destacados tranquilizantes de “Musicoterapia”. Si notas más curiosidad, degusta cada una de las canciones, que como decía mi abuela…: “Barriga llena, corazón contento”. ¡Que te aproveche!